Skip to content

Síguenos

Noticias Se abre en una nueva ventana Donar
Return to mob menu

Busca por palabra clave

ClientEarth

29 de enero 2024

Pesca sostenible

El Tribunal de Justicia de la UE no aplica normas claras de sobrepesca en todas las especies en la UE

  • El Tribunal de Justicia de la Unión Europea declara que los ministros de la UE infringen la ley si aprueban la sobrepesca de las "poblaciones objetivo".

  • Sin embargo, el Tribunal no llega a aplicar las leyes de sobrepesca a las "capturas accesorias".

  • ClientEarth afirma que la sentencia "aporta claridad" pero no considera el océano como "un ecosistema vivo que respira".

El máximo tribunal de la UE se ha pronunciado sobre un caso que pretendía poner fin al "escándalo anual" de autorizar la sobrepesca.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha aclarado que los ministros de la UE infringen la ley si aprueban la sobrepesca de poblaciones objetivo.

Sin embargo, el TJUE no llegó a aplicar esta sentencia a las capturas accesorias, es decir, aquellas que no son objeto de los pescadores pero que, a pesar de todo, acaban en las redes.

La sentencia sigue un recurso interpuesto a nivel nacional por la ONG irlandesa ‘Friends of the Irish Environment’ (FIE), con el apoyo de los abogados ambientalistas de ClientEarth, después de que la UE incumpliera el plazo legal de 2020 para acabar con la sobrepesca. En la fecha límite, los ministros volvieron a fijar límites de pesca en el Atlántico nororiental muy por encima de los dictámenes científicos, lo que desencadenó la acción legal de las ONG.

El caso se presentó ante el Tribunal Superior de Irlanda, que tenía "serias dudas" sobre la legalidad de los límites de pesca de la UE, y elevó el procedimiento, pidiendo al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que se pronunciara sobre esta cuestión prejudicial.

Arthur Meeus, abogado especializado en fauna y hábitats marinos de ClientEarth ha declarado: "Nuestros mares se encuentran en un estado alarmante: no podemos seguir explotándolos a niveles que acabarán dejando a los pescadores y a las comunidades costeras sin peces que pescar y al medio ambiente marino en peligro.

"La sentencia de hoy aporta claridad: a partir de ahora, será ilegal permitir la sobrepesca de las poblaciones objetivo. Sin embargo, es decepcionante que el Tribunal no haya seguido las conclusiones del Abogado General y no haya confirmado que la obligación de poner fin a la sobrepesca se aplica igualmente a las poblaciones de capturas accesorias."

La sentencia del TJUE coincide con la opinión de la Abogada General, el principal asesor del Tribunal, que el año pasado se mostró de acuerdo con los argumentos presentados en el recurso de los grupos ecologistas. La Abogada General Sra. Ćapeta pidió al TJUE que estableciera un precedente y declarara no válidos los límites de pesca insostenibles para todas las poblaciones de peces "a partir de 2020".

Sin embargo, el TJUE ha mantenido su visión de la pesca en compartimentos independientes, considerando por separado las "poblaciones objetivo" y las "capturas accesorias". Cada año se fijan límites para las poblaciones objetivo (los peces de mayor valor que los pescadores pretenden capturar) y las poblaciones accesorias (las que acaban en las redes involuntariamente).

En su sentencia, el TJUE acepta que los ministros de la UE dispongan de cierto grado de flexibilidad a la hora de fijar los límites de las capturas accesorias, ya que, según el Tribunal, es difícil evitarlas.

Arthur Meeus declaró: "Es descorazonador que el Tribunal no haya considerado el océano como un todo y no haya aplicado la fecha límite de sobrepesca de 2020 a todas las poblaciones. El océano no concibe los peces en términos de poblaciones: distinguir entre ellas es arbitrario y no considera el océano como un ecosistema vivo y que respira."

El director de Friends of the Irish Environment, Tony Lowes, declaró lo siguiente: "El verano pasado, respaldamos las conclusiones de la Abogada General Sra. Ćapeta sobre este caso. Ćapeta escribió que 'al establecer un plazo fijo, la legislación de la UE pretendía excluir que las presiones socioeconómicas a corto plazo anularan la consecución de los objetivos de sostenibilidad a largo plazo después de 2020. El legislador de la UE abordó esta cuestión de forma similar a la promesa de «desde el lunes, se acabó el chocolate», porque si el lunes no se interpreta como un plazo concreto, uno sigue comiendo chocolate y el lunes nunca llega[1].

Meeus añadió: "Seguiremos de cerca los límites de pesca de la UE que sean establecidos por los ministros en el futuro. Seguiremos actuando mientras los dirigentes sigan vulnerando los ecosistemas y sus propias promesas."

FIN

Caso judicial – antecedentes

En 2020, Friends of the Irish Environment y ClientEarth impugnaron ante el Tribunal Superior irlandés la decisión del Consejo de la UE de fijar límites para varias poblaciones de peces por encima de los niveles sostenibles.

Antes de fijar las cuotas para 2020, los científicos habían observado el precario estado de las poblaciones de capturas accesorias, como el bacalao del Mar Céltico y el merlán del Mar de Irlanda, y habían aconsejado un límite de "captura cero" para intentar sacarlas del abismo y preservar el futuro de los pescadores que dependen de ellas y del ecosistema marino que sustentan. Sin embargo, los ministros cedieron a las presiones de la industria y fijaron límites por encima de los dictámenes científicos, en lugar de dar prioridad a la recuperación de las poblaciones y el ecosistema, que estaba pendiente desde hace tiempo.

En una primera sentencia, el juez pidió al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que se pronunciara sobre la validez de esta normativa europea que fija los límites de pesca en el Atlántico nororiental. Tras una vista celebrada en marzo de 2023, la máxima asesora de la UE para el TJUE, conocida como Abogada General, emitió su dictamen sobre el caso en junio de 2023. La Abogada General respaldó el recurso legal de los grupos ecologistas pidiendo al TJUE que estableciera un precedente y declarara no válidos los límites de pesca insostenibles "a partir de 2020".

Friends of the Irish Environment y ClientEarth contaron en este caso con el apoyo de los abogados externos Fred Logue, James Devlin y John Kenny.

En 2020, los abogados de ClientEarth se unieron a Bloom y Défense des milieux aquatiques para presentar un caso similar en Francia contra la aplicación del Reglamento

del Consejo de la UE por el que se fijan los límites de pesca para 2020 en el Atlántico Nororiental. Este caso sigue pendiente sin fecha para el juicio.

Paralelamente, en octubre de 2022, ClientEarth llevó a todos los ministros de Pesca de la UE ante los tribunales por permitir límites de pesca insostenibles para las poblaciones compartidas únicamente por la UE, y entre la UE y el Reino Unido en el Atlántico nororiental.

Acerca de Friends of the Irish Environment

Friends of the Irish Environment, es una organización benéfica de defensa del medioambiente fundada en 2000 para crear y mantener una red de defensores y ecologistas en Irlanda, con el fin de garantizar la protección del entorno natural y avanzar en la justicia medioambiental mediante el seguimiento de la aplicación de la legislación irlandesa y europea, y el trabajo para lograr cambios en su desarrollo. A través del Climate Case Ireland, su rama dedicada al clima, la organización consiguió que el Tribunal Supremo anulara en 2020 el Plan Nacional de Mitigación de Irlanda en virtud de la Ley del Clima de 2015, y actualmente participa en varios casos, desde la búsqueda de ayuda jurídica para las ONG hasta la impugnación de un importante proyecto de carretera de circunvalación en Galway.

[1] Véase las conclusiones de la conclusiones de la Abogada General Sra. Tamara Capeta presentadas el 15 de junio de 2023.