Skip to content

Síguenos

Se abre en una nueva ventana Donar
Return to mob menu

La lucha de la UE contra la pesca ilegal debe digitalizarse lo antes posible

Acabamos de publicar nuevos informes que confirman la necesidad urgente de un sistema digitalizado a nivel de la Unión Europea que permita controlar las importaciones ilegales de pescado, que cuestan a la industria pesquera miles de millones de euros cada año. Estos informes, que analizan una década de la lucha contra la pesca ilegal en nuestro país, recomiendan que España y todos los Estados miembros comiencen a usar el nuevo sistema.

Recientemente la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha dado luz verde al uso obligatorio de “CATCH”, un sistema digital a escala europea que registraría todos los certificados de captura de productos pesqueros importados. Este es un primer paso positivo antes de la votación final en el Parlamento Europeo sobre la reforma del sistema de control de la pesca de la UE, que se producirá en los próximos meses.

Sin embargo, creemos que los Estados miembros deben aprovechar el momento. Por ello, pedimos a todos los países de la UE, incluido España, que den un paso más en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) mediante la adopción voluntaria del sistema CATCH, en lugar de esperar a que se convierta en obligatorio tras el período de implementación de la reforma del sistema de control, que podría tardar años.

Un sistema digitalizado, pero no integrado

Hasta ahora, el sistema utilizado en España (SIGCPI) ha permitido la digitalización y el control del 100% de los certificados de captura importados. Sin embargo, el sistema está limitado por la falta de coordinación con los sistemas de otros países, lo que impide a las autoridades compartir y conseguir referencias cruzadas de modo que los operadores ilegales podrían entrar por otro país, si en el primero son rechazados.

La abogada del equipo de productos pesqueros sostenibles de ClientEarth, Nieves Noval, ha declarado que: “La pesca ilegal es una importante amenaza para los empleos del sector pesquero, para las poblaciones de peces y para nuestro frágil océano. En 2021, es difícil imaginar que algunos países europeos todavía dependen un sistema en papel para tratar de evitar la actividad ilegal de una enorme industria transfronteriza ”.

Para cumplir con el Reglamento INDNR, es esencial un seguimiento eficaz para comprobar de dónde procede realmente el pescado. El sistema español dispone de diferentes herramientas para verificar que los productos pesqueros que entran en el mercado español cumplen las normas de la UE. Esto ayuda a proteger los puestos de trabajo de los pescadores españoles y europeos que sí cumplen las reglas“.

Persiguiendo la pesca ilegal

La pesca ilegal supone cada año miles de millones de euros de ingresos perdidos para los operadores legales y es una grave amenaza para los medios de vida de las personas, las propias poblaciones de peces y para la biodiversidad marina. Para abordar este problema, las normativas de la UE establecen que sólo las importaciones de pescado con el correspondiente «certificado de captura» puedan entrar en el mercado de la UE.

Sin embargo, la forma en que se están haciendo las cosas en algunos países, hace que sea extremadamente difícil identificar si las importaciones de pescado cumplen con las normas. Con demasiada frecuencia, los diversos sistemas de control de los certificados de captura en los países de la UE, algunos en papel y otros digitalizados, están permitiendo que operadores pesqueros fraudulentos “escapen de la red” y entren al mercado único.

España también debe mejorar su sistema

Los informes de ClientEarth muestran que España ha estado a la vanguardia en la lucha contra las importaciones ilegales de pescado, gracias al diseño e implementación de un sistema de seguimiento de capturas en línea hace diez años. Sin embargo, tal como señalan los informes persisten algunas deficiencias en el mantenimiento de los niveles necesarios de vigilancia, de modo que hay una clara necesidad de un sistema unificado para todos los países miembros.

Noval ha añadido que: “El paso obvio ahora es que todos Estados miembros se pongan en la misma página y comiencen a usar CATCH lo antes posibleInstamos a todos los países de la UE, incluida España, a que adopten sin demora este sistema. Es un paso fundamental en la lucha para poner fin a la sobrepesca, y las amenaza que representa en todo el mundo“.

Leer los informes

Utilizamos cookies para mostrarte contenido y anuncios personalizados, permitir funciones para las redes sociales y analizar el tráfico. Puedes leer nuestra política de privacidad aquí.

Si haces clic en "Continuar", entendemos que aceptas el uso de todas las cookies no esenciales.